Nuestros proyectos

Cómo respondemos a todos estos retos

Trabajamos por la construcción de un modelo de sociedad intercultural, garantizando la protección y promoviendo la inclusión de las personas migrantes y refugiadas en situación de vulnerabilidad, así como favoreciendo una ciudadanía con plenos derechos y deberes.

CON PERSONAS REFUGIADAS

70.8 millones de personas en el mundo se han visto obligadas a huir de su hogar, escapando de la persecución, los conflictos, la guerra y de la vulneración de sus derechos.

Más de la mitad de las personas refugiadas y desplazadas son niños y niñas, y 138.600 han huido de su hogar solos, sin sus padres, sin acompañamiento adulto.

El 85% de las personas refugiadas viven en países en vías de desarrollo y continúan viendo su derecho a ser protegidas vulnerado.

CON PERSONAS MIGRANTES

Vivimos en un mundo en movimiento en el que cada día miles de personas dejan su hogar en busca de la oportunidad de encontrar una vida mejor.

Abandonar el hogar, la familia, y el país de origen, es el duro inicio del proceso migratorio, en el que cada persona que lo emprende se enfrenta a la crudeza que en muchas ocasiones supone el camino.

Las trabas no terminan al llegar al país de destino, en ese punto comienza otro largo proceso para alcanzar una autonomía plena que permita cumplir los objetivos de cada persona.

CON LA SOCIEDAD

La sociedad en la que vivimos se caracteriza por su diversidad.

Una sociedad en la que fomentar la participación social en procesos grupales estimula la corresponsabilidad de personas, organizaciones, administraciones y empresas en el proceso de construcción compartida de un modelo social intercultural.

Desde la fundación contamos con proyectos de gestión de la diversidad cultural en el ámbito empresarial y en el ámbito sanitario, un proyecto de promoción de la convivencia intercultural y prevención de la discriminación por motivos religiosos, un proyecto específico de protección internacional y colectivos vulnerables y un área de voluntariado.