Nace #implicARTE una nueva marca de la Fundacion La Merced Migraciones para tender puentes con la cultura desde el trabajo de acogida a inmigrantes y refugiados

El proyecto “ImplicARTE” nace en el seno de la Fundación La Merced Migraciones (FLMM), presente desde hace más de 30 años en España trabajando con jóvenes migrantes y refugiados mayores de 18 años que llegan sin familia a España. Esta nueva iniciativa pretende acercar y visibilizar el trabajo de acogida de estas personas en situación de vulnerabilidad a través del mundo de la cultura.

El objetivo es sensibilizar en el ámbito de la cultura sobre aspectos como la acogida y la atención de las urgencias y necesidades de las personas que llegan a nuestro país. “ImplicARTE” quiere contribuir a sensibilizar a la opinión pública acerca del fenómeno complejo migratorio y a mirar al otro como un bien, lejos de imágenes simples, fundamentadas en prejuicios, estereotipos y generalizaciones.

El proyecto buscará la creación de espacios en los que visibilizar el amplio trabajo que la Fundación La Merced Migraciones desarrolla en las provincias de Madrid, Valladolid y Alicante, y el municipio de Herencia, en Ciudad Real. Las exposiciones, conciertos o encuentros son algunos de los formatos que se van a proponer para vincular la labor de la Fundación La Merced Migraciones con la cultura.

Djiby Mbaye y Abdellah Laroussi, dos historias de #VALIENTES

Djiby Mbaye es de Senegal, tiene 28 años y llegó a España con tan solo 14 años. “Llegué a Canarias y de allí me trajeron a Madrid”, ha contado. Al cumplir los 18 años, el destino de Djiby era la calle, pero “los mercedarios me acogieron”.

De la mano de la Fundación La Merced Migraciones, ha incrementado su formación y, en la actualidad, es trabajador de la propia fundación en un proyecto de salud mental. Obtuvo la titulación de la ESO, un Grado medio de cocina y ha trabajado en restaurantes. También, ha podido desarrollar su vocación de servicio a los demás y enriquecer su currículum, con estudios en Integración Social y Trabajo Social.

El joven senegalés reflexiona sobre el contexto actual de las migraciones en nuestro país. "Hay alguna diferencia respecto a cuando yo vine. Ahora es más difícil que los jóvenes lleguen a España y más complicado que puedan estar y estudiar en el país".

Abdellah Laroussi también vino a España con 14 años. Desde el Centro de Menores de Hortaleza, en Madrid, continuó su itinerario con la Fundación La Merced Migraciones. El joven marroquí de 32 años encontró en la entidad a las personas que le orientaron para definir su situación y su futuro.

Hoy, Abdellah es educador social en uno de los pisos de acogida de La Merced en la zona céntrica de Madrid. Lleva 13 años trabajando para que otros jóvenes como él puedan tener un recorrido similar al suyo. En ese proceso, ha agradecido el papel de los profesionales de la fundación. "Mi caso ha sido fácil, he encontrado todas las facilidades posibles. Hay mucha gente que ayuda a que el proceso de integración no sea complicado", ha subrayado.

Laroussi ha confirmado que su trabajo se resume en dar a otras personas migrantes el mismo trato y esperanza que él ha recibido. “Con los que llegan, intento hacer lo mismo que han hecho conmigo. Ahora los procesos son más complicados, sobre todo en la regularización. Ellos ven en mí una esperanza”.

La Fundación la Merced Migraciones, “estar en primera línea para denunciar la vulneración de derechos”

Luis Callejas, director de la Fundación La Merced Migraciones, ha explicado que la entidad atiende de forma integral e individualizada las necesidades de las personas migrantes y refugiadas para que puedan disponer de herramientas para vivir de forma autónoma en España. El camino hacia esa autonomía contempla la acogida y convivencia, la integración, la inclusión y la formación para el empleo.

En ese sentido, ha destacado la iniciativa “Puentes para la Inclusión”, la empresa que ha puesto en marcha la Fundación La Merced Migraciones. Se trata de un parking que cuenta con “cinco contratos de inserción”.

También, ha recordado que las personas con las que trabaja la fundación “no son sólo migrantes”. “Son personas, personas vulnerables que necesitan ser acompañados”, ha asegurado.

Además, se ha mostrado cercano con la línea que ha trazado el Papa Francisco en su mensaje para la próxima Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado del 29 de septiembre. Callejas ha defendido que es necesario “romper miedos y barreras de la sociedad desde la enseñanza del Evangelio. Tenemos que estar en primera línea para denunciar la vulneración de derechos”.

Para desempeñar toda esa labor, Callejas ha subrayado el valor del trabajo en red con el ministerio público y varias instituciones, como ACNUR, Save The Children o la Universidad Pontificia Comillas, entre otras.

La Fundación la Merced Migraciones, “estar en primera línea para denunciar la vulneración de derechos”

Actualmente, la Fundación La Merced Migraciones está presente en las provincias de Madrid, Valladolid y Elche, y en Herencia, Ciudad Real. En la capital de España, atiende a 105 jóvenes en 15 pisos tutelados en la zona centro, uno de ellos destinado a 5 mujeres.

En el caso de la provincia castellanoleonesa, se trabaja con tres pisos y 22 jóvenes. Por su parte, la provincia de Elche cuenta con programas de orientación laboral y formación con personas privadas de libertad.

En la localidad de Herencia se localiza un piso de acogida familiar – el último centro en abrir- donde viven 7 personas.

La entidad concreta este itinerario a través de diversos proyectos para las personas inmigrantes y refugiadas y para la sociedad que responden a áreas y a necesidades concretas.

El equipo de profesionales de la FLMM – abogados, educadores sociales, profesores y voluntarios - presta un servicio especializado en ámbitos como la enseñanza del español, el servicio de asesoría jurídica, la mediación sociosanitaria y la inserción socio-laboral, entre otros proyectos.