La Merced Migraciones, en Valladolid: "Valladolid es una ciudad bastante acogedora para nuestros chicos"

Valladolid es - junto a Madrid, Elche y Herencia - una de las ciudades españolas que forman parte del proyecto de la Fundación La Merced Migraciones y de su misión y vocación de ser "una casa abierta al mundo". Así lo explicaron en la radio local "Movimiento contra la Intolerancia" nuestros/as compañeros/as Vanesa Encinas, trabajadora social, Susana Mozo y Fernando del Pozo, educadores sociales de la entidad.

Fernando subrayó - entre otros aspectos - el valor del carisma mercedario que inspira a la fundación y cómo ese modelo se ha ido implementando en otros puntos del mapa para crecer en esa misión. "Poco a poco, damos un sentido más amplio a la misión que tiene la Fundación La Merced Migraciones, que está muy vinculada con el carisma mercedario: la redención del cautivo", contó.

La presencia de acogida de la Fundación La Merced Migraciones en la ciudad pucelana consta de una casa con nueve plazas y dos pisos de promoción a la autonomía con tres plazas cada uno. Entre ambas fases, se atienden a alrededor de 20 chicos.

Susana aseguró que la atención que se presta desde la Fundación La Merced Migraciones a los usuarios es "integral" y centrada en la persona. Una de las prioridades para los chicos que llegan, en ese sentido, es el idioma. La razón, que es una herramienta con la que su integración se facilita de cara a otros procesos, como la regularización de su situación, el acceso a un empleo y, sobre todo, la convivencia en el día a día de la casa y de la ciudad. Destacó la ayuda de las personas voluntarias y del trabajo en red contras entidades para llevar a cabo esta labor. 

"A nosotros nos da igual el país, la religión, el color de piel. Trabajamos en red con otras entidades y van a clases de español, tenemos voluntarios que vienen a darles apoyo y a aprender español. Aprenden muy rápido. Entre ellos mismos también se apoyan. Cuando llega un chico nuevo, le enseñan el funcionamiento de la casa", afirmó en la entrevista.

"La experiencia de los chicos es que ha habido una respuesta social muy positiva"

Vanesa, Susana y Fernando coinciden en que no han encontrado signos de discriminación o xenofobia hacia los chicos en Valladolid. Ellos contribuyen a esa situación porque "se ha intentado, en todo lo que hemos podido, acercar a los chicos a la realidad del barrio y de la ciudad, involucrarles en el día a día", puntualizó Vanesa.

Fernando sí reconoce que ha habido algún caso, pero no lo asocia a ninguno de estos dos fenómenos, sino al desconocimiento de las personas. "Si alguna vez nos han comentado los chavales algo, o a nosotros personalmente, no ha sido un acto de discriminación o xenofobia, si no de ignorancia y desconocimiento. Valladolid es una ciudad bastante acogedora".

Ese respeto se vive en la propia casa de los mercedarios, donde se acoge la diversidad religiosa de los usuarios e, incluso, se celebran los hitos de su fe con ellos. "Estamos ubicados en una casa mercedaria, que es cristiana, y ellos son, en su mayoría musulmanes, y eso les choca, pero en nuestra casa se respeta", explicó Susana. Puedes escuchar la entrevista completa a continuación.

Seguir creciendo

La labor de la Fundación La Merced Migraciones está centrada en la persona, pero también en la sociedad. El trabajo en derribar prejuicios o en poner en valor la diversidad también se está concretando.

El pasado mes de octubre se celebró - en colaboración con el Ayuntamiento de Valladolid, la Fundación Pluralismo y Convivencia y Red Íncola - la primera edición de #ValladolidPlural. Esta iniciativa, enmarcada en el proyecto SALAM de La Merced, ofreció a los participantes un itinerario por los lugares de culto de diferentes confesiones religiosas que conviven en la ciudad. "El objetivo que buscamos es favorecer que haya una sociedad plural, desmontar mitos y, sobre todo, que podamos todos compartir y convivir", apuntó Susana.

Además de la presencia local en el Consejo municipal de personas inmigrantes de Valladolid y en el Consejo social de la victoria y la Overuela, otros proyectos con recorrido ya en Madrid están arrancando en Valladolid, como son los casos de Diver S.A. y Mediación Sociosanitaria.