Maya, Prince y Gabriel: las impactantes historias de odio que han vivido por ser LGTBI+

Kristóf-Hölvényi_JRS-princ / SJM

En 70 países del mundo, se criminaliza la diversidad sexoafectiva. Las agresiones a les alumnes LGTBI* siguen siendo alarmantes también en España, de la misma manera que otros datos alarmantes, como las tasas de desempleo de las mujeres trans. Además, en España, los delitos de odio por LGTBIfobia son la segunda causa de delitos de odio en nuestro país, siendo la primera la xenofobia y el racismo.

Desde el grupo LGTBI+ de la Fundación la Merced Migraciones, de Migrantes, solicitantes de protección internacional y refugiades LGTBI+ queremos homenajear la resistencia de quienes hacemos frente a la LGTBIfobia, contando nuestras historias y denunciando las violencias vividas en nuestros países de origen, así como en España, donde además también tenemos que enfrentarnos al racismo y la xenofobia.

Después de la historia de Camila, hoy te acercamos las de Maya, Prince y Gabriel. Estos tres casos tienen como denominadores comunes la discriminación por ser LGTBI+, el miedo y la persecución en sus países de origen.

“Como mujer negra y trans sufro todos los estereotipos con violencia”

Maya, 24 años, mujer trans, Jamaica

”Como una mujer trans tuve que salir de mi país, Jamaica, y solicitar protección internacional en España porque mi vida siempre estuvo en peligro viviendo en mi país. El no poder acceder a un empleo es una de las mayores discriminaciones en mi país para las personas trans, somos juzgadas y ridiculizadas, no solo no podemos acceder a los empleos sino que se nos trata con desprecio.

La LGTBIfobia en Jamaica se traduce como una sentencia de muerte, las leyes están en contra de la comunidad LGTBI+, no existen leyes ni autoridades que nos protejan de tanta violencia, ni la policía. Incluso en España, donde existen leyes y puedo mantener una vida sin ser rechazada, existe violencia hacia nosotras, las mujeres negras trans.

En España vivo en libertad y estoy deseosa de crear aquí una vida, pero también he sufrido una agresión racista por primera vez. Como mujer negra y trans sufro todos los estereotipos con violencia.

Kristóf-Hölvényi_JRS-princ / SJM

Me ha ocurrido en Madrid, ser insultada por una señora y su marido en pleno supermercado. Me llamó “negro” y “maricón” mientras amenazaba con llamar a la policía para que me pidieran los papeles. Me pedía que me volviese a mi país y nadie dijo nada. Todas, en la comunidad LGTBI+, tenemos dificultades y sufrimos violencia, pero como mujer trans negra también sufro racismo y xenofobia”.

Kristóf-Hölvényi_JRS-princ / SJM

“Mi vida en mi país, sin poder ser quien soy, era como estar en prisión”

Prince, 23 años, Ghana, hombre gay

“Vivir en una sociedad donde los homosexuales y la comunidad LGTBI* son odiados, no es algo fácil con lo que lidiar. En mi país, muchas lesbianas y gays tienen que vivir una vida que no es, pretender y fingir ser quienes no son.

La sociedad de mi país juzga a las personas LGTBI+ y la policía y las instituciones no nos escuchan, mientras, en este momento nuestra comunidad está siendo callada, oprimida y deshonrada, por sus vecinos y familias. Tengo amigos que han sido asesinados a manos de grupos organizados antigays, mientras otros están luchando emocionalmente por levantarse ante tanta LGTBfobia y poder tomar el control de sus vidas. Mi reflexión, ahora como una persona diferente que puedo ser quien soy, es que la vida allí, sin poder ser quien soy, era como estar en prisión.

Gabriel, 21 años, hombre gay, Brasil

“Cuando fui invitado para hablar sobre la LGTBIfobia, pensé en una manera de abordar el tema sin alargarme mucho, pues la situación que se vive en mi país, Brasil, no es nada fácil. Todo empeoró después que eligieran a Jair Bolsonaro como presidente, una persona abiertamente homófoba y tránsfoba.

Mi realidad no era diferente de muchos chicos gays que hoy viven allí, nací en una familia evangélica y, desde niño, mi padrastro se burlaba de mí y me maltrataba por ser afeminado, una realidad que viví hasta que decidí venir a España.

En 2017 un chico fue asesinado por su propia madre y padrastro por ser gay, ellos lo descuartizaron y tiraron los pedazos en un río. Este caso en particular me conmovió mucho, porque teníamos la misma edad y el mismo contexto familiar, y siempre pensaba, ¿"Será que algún día voy a pasar por algo así?”.

Brasil es el país que más mata la población LGTBI+ en el mundo. Desde el primer momento que decidimos asumir nuestra sexualidad estamos en peligro, la sociedad no acepta y la policía local o el gobierno no nos apoya. Para las chicas trans la cosa se vuelve peor. No son casos aislados los asesinatos y agresiones hacía mujeres trans a la luz del día y en plena calle, ante la impunidad de sus asesinos y agresores.

“Desde el momento en el que decidimos asumir nuestra sexualidad, estamos en peligro”

Kristóf-Hölvényi_JRS-princ / SJM
No hay mucho empleo para nuestra gente, no hay oportunidades de crecimiento en las empresas. A consecuencia de esto, la prostitución se vuelve la realidad de muchas personas del colectivo. Yo mismo trabajaba en un mercado donde tenía que esconder mi sexualidad, pues el dueño era muy homófobo, pero no podía dejar el trabajo. A pesar de sentirme en mi trabajo como en una prisión, encontrar otro trabajo iba a ser una tarea difícil, sobre todo si quería vivir mi expresión de género libremente. Cuando salí de Brasil, las personas LGTBI+ no podían donar sangre. No puedo vivir en un país que tiene miedo a que pueda contaminar a nadie. Espero que mi país cambie y protejan al colectivo LGTBI+ para que termine la violencia y podamos ser libres en nuestra vida pública y privada”.

Welcome Diversity, combatir la LGTBIfobia con formación

"Welcome diversity" es un material de información y sensibilización para personas migrantes y para toda la sociedad sobre la diversidad sexogenérica subvencionado por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad Autónoma de Madrid, como parte del Proyecto de atención a personas migrantes y solicitantes de asilo y refugio LGTBI+ de la Fundación La Merced Migraciones (FLMM).

Este díptico ilustrado está disponible en cuatro idiomas y puedes acceder para descargarlo o difundirlo a continuación.

Las fotografías que ilustran estas historias no se corresponden con sus proyagonistas reales. Son parte de la exposición "Orgullo de Valientes" de la Fundación La Merced Migraciones, que puedes visitar en este enlace.