La COVID-19 no frena la solidaridad de Herencia con las personas migrantes y refugiadas

La localidad de Herencia y la Fundación La Merced Migraciones continúan estrechando lazos de solidaridad y haciendo comunidad en la acogida integral de las personas migrantes y refugiadas.

El lote de productos de higiene que aparece en la imagen es un gesto que, sin embargo, tiene un gran valor en el compromiso por la dignidad de estas personas.

Esa imagen es el resultado de la generosidad del Colegio Seminario Menor Mercedario, el Convento Mercedario local y a Amigos del Pueblo Saharaui "El UALI", que organizaron el encuentro en el pueblo.

El interés de los alumnos/as del centro, de la orden tercera de la Merced y los/as fieles del convento y las personas de la asociación nos confirma en el trabajo que seguimos llevando a cabo para empoderar a las personas migrantes y refugiadas y por el que les damos las gracias.

Herencia, con las personas refugiadas

La "nueva normalidad" y el distanciamiento no han hecho mella en la solidaridad de Herencia con la fundación. Este pequeño encuentro y la donación se suman al cuidado que expresaron también durante el confinamiento.

Herencia, a través de la Asociación Ánthropos, realizó una donación de material sanitario - mascarillas y EPIS - para los recursos de La Merced Migraciones en Madrid y Valladolid. En esa ocasión fueron alrededor de 200 las personas - de Herencia y localidades aledañas - las que se volcaron con su tiempo y medios en hacer real la respuesta a esta necesidad, según medios locales.