Un espacio seguro y de atención integral para personas migrantes y solicitantes LGTBI+

Claudio Álvarez

Las barreras y el sistema de opresión que lleva consigo la migración, junto a la violencia en origen, trayecto y destino – arraigada en fenómenos como el machismo o la LTBIfobia – hacen de las personas LGTBI+ que emigran un colectivo especialmente vulnerabilizado.

La respuesta a las personas migrantes y solicitantes de protección internacional pertenecientes al colectivo LGTBI+ que llegan a la Comunidad de Madrid es, en la Fundación La Merced Migraciones, la acogida.

Este proyecto se entiende como un espacio seguro para la recuperación y el desarrollo de las personas, pudiendo vivir libremente su sexualidad y su identidad de género.

Junto a la acogida, se ofrece una atención integral para la recuperación y el acompañamiento individual. Esta labor se materializa en asesoramiento jurídico, apoyo psicosocial, acompañamiento en trámites sociosanitarios, información y orientación, acompañamiento en la inserción laboral o cobertura de necesidades básicas, entre otras áreas de actuación.

Además, desde el proyecto, se trabaja en todos los niveles de la intervención. Como apoyo al trabajo individual, se ofrece un espacio grupal de relación, participación y socialización para personas refugiadas, migrantes y solicitantes de protección internacional LGTBI+.

Este espacio se configura como un lugar seguro donde se generen relaciones entre iguales que tengan un impacto significativo en el desarrollo personal.

Por otro lado, a nivel comunitario, se lleva a cabo un trabajo de sensibilización y formación a diferentes miembros de la comunidad: empresas, ONG, colegios, institutos, universidades o centros culturales, con el objetivo de ampliar los conocimientos y cambiar las perspectivas a la hora de convivir y compartir comunidad con migrantes LGTBI+.